martes, 24 de septiembre de 2013

¿Qué es una metonimia? | Ejemplos de metonimia

Definición y etimología de metonimia

La metonimia (del latín metonymĭa, y este del griego μετωνυμία) es un tropo que consiste en designar algo con otro nombre, ya sea tomando el autor por su obra, el todo por las partes, el efecto por la consecuencia, el signo por el significado, etc.

Ejemplos de metonimia

En el ensayo literario Taller de escritura - La aventura de escribir, de Alma Maritano, la autora presenta un texto ejemplar y una explicación detallada de las distintas metonimias que aparecen. Citamos a continuación el fragmento:

—¿Qué tal? ¿Leíste "Página"?
—No tuve mucho tiempo. Alcancé a leer a Soriano. Se ve que tiene mucha calle, a la Remington le saca chispas.
—Tomemos una copa y contá qué te pareció.
—Ya son las siete. Tengo el estómago vacío. Pedí gruyère para acompañar.
—¡Mozo! Dos tintos, por favor, una porción de gruyère y una de fritas.

Los ejemplos serían: "Página", "leer a Soriano", "tomemos una copa", "son las siete", "pedí gruyère", "dos tintos", "porción de gruyére", y "una de fritas".
¿Qué tienen en común todas ellas? Suprimir partes de los enunciados. Si no hubiese sucedido así, los hablantes hubiesen dicho:

—¿Qué tal? ¿Leíste Página / 12?
—No tuve mucho tiempo. Alcancé a leer un artículo de Soriano. Se ve que es un escritor muy inteligente.
—Tomemos una copa de vino y contá qué te pareció.
—Ya son las siete horas. Tengo el estómago vacío. Pedí una porción de queso de gruyère para acompañar.
—Mozo, dos vasos de vino tinto, por favor, una porción de queso de gruyère y una porción de papas fritas.

Creo que todos estaremos de acuerdo en que la segunda versión resuslta más pesada, más artificiosa, menos ágil. Es que la inventiva popular ha prestado al habla variedad de connotaciones y colorido que la enriquecen y agilizan.
¿Qué ha hecho nuestro pensamiento al decir "leí a Soriano"? Deslizarse rápidamente, tan rápidamente que terminó por suprimir una parte, del todo que era la frase. Se suprimió "un artículo de".
1. El proceso puede graficarse así:

Leí [un artículo de] Soriano
  a            b                c

Parte de la frase se puso entre corchetes, se "suprimió", se efectuó una elipsis.
2. Inmediatamente el pensamiento "se deslizó" por sobre el fragmento suprimido (b) y así se relacionaron, se "combinaron" directamente (a) con (c).
Podría pensarse que es el mismo procedimiento mental de la metáfora, ya que también se sustituyó. Efectivamente es así, y la etimología de la palabra (meta=más allá; onimia=nombre, o sea "más allá del nombre") lo confirma. Pero ocurre que no se ha buscado ningún parecido, ni elegido el nombre "Soriano". Simplemente era el que se correspondía, el que se relacionaba, el que estaba junto a la otra porción de la frase "el artículo de". Vale decir, se procedió en razón de la contigüidad, no de la semejanza.
Podemos decir entonces que:

La metáfora opera por semejanza, selección, sustitución.
La metonimia opera por contigüidad, supresión, sustitución.

Dos procesos diferentes originan resultados (figuras) diferentes. En efecto, en tanto el proceso metafórico hace aparecer un objeto "nuevo", el metonímico se limita a nombrar un elemento, un dato, una parte de ese todo del cual se está hablando. Según cuál fuere esa parte respecto del todo, podríamos clasificar los distintos tipos de metonimias. En nuestro ejemplo habíamos tomado:

"Página" ———————> la parte por el todo
"las siete" ——————-> La parte por el todo
"tintos" ———————-> la cualidad por el objeto
"fritas" ————————> la cualidad por el objeto
"Soriano" ——————--> el autor por la obra
"tiene calle" —————-> el lugar por el producto
"Remington" —————> la marca por el producto
"una copa" ——————> el continente por el contenido

"sacar chispas" constituye una imagen metafórica, lugar común muy gráfico y expresivo por "es muy hábil con".
"tiene calle", "tiene [la experiencia y el conocimiento que da la] calle".
Permítasenos agregar que el metafórico y el metonímico son dos mecanismos complejos de pensamiento. Algunos autores consideran al primero como el poético por excelencia y al segundo como el narrativo por excelencia. También pueden verse movimientos literarios con las características de uno y otro.
De Taller de escritura - La aventura de escribir, de Alma Maritano, Ed. Colihue, 1ª edición / 2ª reimpresión

Temas relacionados

Artículos relacionados

¿Qué es una metonimia? | Ejemplos de metonimia
4/ 5
Oleh

Suscríbete

¿Quieres recibir las novedades por mail? Suscríbete a nuestra lista