miércoles, 12 de febrero de 2014

¿Que es una anafora? Ejemplos

Definición de anáfora:

La anáfora es una figura literaria que consiste en la repetición de una palabra o un grupo de palabras al comienzo de un verso o de una estrofa. También en la prosa puede haber anáfora: cuando se repiten los comienzos de frases.
La anáfora es una de las denominadas figuras de repetición. A este grupo pertenecen también la aliteración, la epífora, el paralelismo y el polisíndeton.
La anáfora, como el resto de las figuras de repetición, tiene por objeto provocar un efecto sonoro. Ese "martillar" sobre las mismas palabras resignifica el contexto, dándole más intensidad y un nuevo ritmo, más musical si se quiere.

Etimología de anáfora:

La palabra «anáfora» viene del latín anaphora y ésta del griego ἀναφορά, que significa “referencia a lo anterior”.

Ejemplos de anáfora en poesía:

como aguas vacilantes,
como el otoño en hojas,
como sangre

(Del poema “Barcarola”, de Pablo Neruda.)

Porque te tengo y no
porque te pienso
porque la noche está de ojos abiertos
porque la noche pasa y digo amor
porque has venido a recoger tu imagen
y eres mejor que todas tus imágenes
porque eres linda desde el pie hasta el alma
porque eres buena desde el alma a mí
porque te escondes dulce en el orgullo

(Del poema “Corazón coraza”, de Mario Benedetti.)

Érase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa,
érase una alquitara medio viva,
érase un peje espada mal barbado;

era un reloj de sol mal encarado.
érase un elefante boca arriba,
érase una nariz sayón y escriba,
un Ovidio Nasón mal narigado.

Érase el espolón de una galera,
érase una pirámide de Egito,
los doce tribus de narices era;

érase un naricísimo infinito,
frisón archinariz, caratulera,
sabañón garrafal, morado y frito.

(Soneto “Érase un hombre a una nariz pegado”, de Francisco de Quevedo)


Ejemplos de anáfora en prosa:

Vi el populoso mar, vi el alba y la tarde, vi las muchedumbres de América, vi una plateada telaraña en el centro de una negra pirámide, vi un laberinto roto […]

(Del cuento “El aleph”, de Jorge Luis Borges. Nota: la frase completa es mucho más larga —414 palabras— y todo el tiempo va repitiendo “vi”.)

Después, todo es demasiado tarde. Después, está un auto azul al sesgo del camino, y una mujer que grita retira la mano de la boca y la mano sangra. Después, un hombre abre la puerta de un coche y trata de mantenerse en pie, aunque tiene un abismo de terror dentro de sí. Después, hay algunos terrones de azúcar blanca desparramados absurdamente entre la sangre y la arenilla, y un niño yace inmóvil boca abajo, con la cara duramente apretada contra el camino. Después, llegan dos lívidas personas que no han podido beber su café, que salen corriendo desde la verja y ven en el camino un espectáculo que jamás olvidarán.

Es oportuno aclarar que la anáfora es una repetición claramente intencional, un recurso que el escritor utiliza de forma deliberada. Cuando las repeticiones no son intencionales, como en el caso de "Me gusta ir al cine con papá. Me gustan las películas de terror", entonces no hay anáfora, y la reiteración, en lugar de ser un recurso literario, es sólo una deficiencia expresiva. 

Temas relacionados:
¿Qué es una epífora? | Ejemplos
¿Qué es un paralelismo? | Ejemplos
¿Qué es una aliteración? | Ejemplos
¿Qué es un polisíndeton? | Ejemplos

Artículos relacionados

¿Que es una anafora? Ejemplos
4/ 5
Oleh

Suscríbete

¿Quieres recibir las novedades por mail? Suscríbete a nuestra lista

3 comentarios

29 de diciembre de 2015, 5:46 delete

Hola, no me queda muy clara la diferencia entre anáfora y paralelismo, me gustaría saber si este ejemplo es un paralelismo:
Creo que es correcto que yo cobre lo mismo que mis compañeros varones.
Creo que es correcto que yo tome mis propias decisiones.
Creo que es correcto que reciba el mismo respeto que que los hombres
Gracias

Responder
avatar
29 de diciembre de 2015, 5:46 delete

Hola, no me queda muy clara la diferencia entre anáfora y paralelismo, me gustaría saber si este ejemplo es un paralelismo:
Creo que es correcto que yo cobre lo mismo que mis compañeros varones.
Creo que es correcto que yo tome mis propias decisiones.
Creo que es correcto que reciba el mismo respeto que que los hombres
Gracias

Responder
avatar
1 de enero de 2016, 11:42 delete

Hola, Hazxcurls.
Tu ejemplo es una anáfora.
El paralelismo consiste en repetir la estructura de las oraciones.
Saludos y feliz 2016

Responder
avatar